MISIÓN AL AIRE

DELEGACIÓN PARA EL DIACONADO PERMANENTE

La Delegación para el Diaconado Permanente es la encargada de organizar y velar para que cada diacono ayude a que se cumpla la misión evangelizadora de la Iglesia. La persona encargada es el Presbítero Oscar Augusto Álvarez Zea, que igualmente es el Vicario General.

¿Qué es un Diácono?

Diácono significa servidor.  El diácono es ministro de la Iglesia, consagrado para el servicio de Dios y de los hombres al estilo de Cristo siervo.

¿Qué hacen los Diáconos?

Los diáconos tienes tres frentes de acción:

1.      Diaconía de la Palabra:

Como anunciadores del Evangelio, son considerados como maestros que enseñan la Palabra de Dios, al igual que los presbíteros. Al ser anunciantes de la palabra del Señor, pueden estar  presentes en los siguientes escenarios:

·         Proclamando el Evangelio en la Santa Misa.

  • En la Predicación.
  • En la  Catequesis.
  • En las  Pequeñas Comunidades Eclesiales.
  • En los “nuevos areópagos” (Medios de comunicación modernos: educación, política, nuevas realidades sociales y culturales, todas las formas de pobreza y exclusión, profesiones, ciencia, artes, técnicas, etc).

2.      Diaconía de la liturgia

Los diáconos tienen el don de santificar al Pueblo de Dios y servidores del altar.  Asisten al obispo y a los presbíteros que celebran la Santa Misa.

En su oficio santificador, los  diáconos son ministros ordinarios de:

  • El Bautismo.
  • La distribución de la sagrada comunión.
  • La exposición y bendición con el Santísimo.
  • Los sacramentales y algunas bendiciones.
  • Presiden la celebración del matrimonio y lo bendicen en nombre de la Iglesia, con previa autorización del párroco.
  • Presiden las exequias fuera de la Misa y el rito funerario.
  • Presiden las celebraciones de la Palabra.

3.      Diaconía de la caridad.

El diácono participa de la función pastoral de la Iglesia, en unión del Obispo y de los presbíteros, en el servicio de la Caridad,  en el que se configura con Cristo siervo:

  • Como evangelizador y promotor de la Familia y su misión generadora de vida.
  • En la pastoral social de la Iglesia.
  • En las Obras de caridad diocesanas o parroquiales.
  • Promoviendo la defensa  de la vida, de la dignidad humana, de los derechos humanos, de la justicia y de la paz.
  • Colaborando en la administración de los bienes materiales de la Iglesia.
  • Participando en los Organismos parroquiales o diocesanos, tales como: Consejo de pastoral, Consejos económicos, etc.
  • Participando, por nombramiento del Obispo, en el  Sínodo diocesano.

Cada hombre que ejerza el ministerio del diaconado permanente, puede estar en alguna de las tres líneas de acción que se han planteado, pero para ejercer las tres, en las diversas circunstancias y tareas, los diáconos permanentes reciben del Obispo la misión canónica.  

 Requisitos para iniciar el proceso hacia el Diaconado Permanente:

·         Mínimo treinta (30) años de vida y máximo sesenta (60).

  • Mínimo siete (7) años de matrimonio canónico.
  • Mínimo siete (7) años de amplia experiencia pastoral.
  • Ser bachiller.

DIRECTORIO ARQUIDIOCESANO

Haga su búsqueda: