MISIÓN AL AIRE

ELIJAMOS LA PAZ

30 | 09 | 2013

Nos hemos propuesto en la Arquidiócesis de Medellín, bajo el lema “Paz para todos”, formular una invitación a la reconciliación y a la educación para la paz. Sabemos que la paz no se produce por generación espontánea. Nos responsabilizamos todos de construirla o no la tendremos nunca. Estamos siempre ante una gran oportunidad: reinventarnos como pueblo, caminar juntos, lograr metas de equidad y bienestar para todos. Particularmente, en la Iglesia creemos que “Cristo es nuestra Paz” (Ef 2,14). La invitación es, entonces, a elegir la paz como modo de vida.

 Para hacernos responsables de nuestra paz y capaces  de construirla, hemos programado varios momentos de oración, de reflexión, de encuentro y de compromiso. La paz es costosa. Hay que pagarla con la fraternidad, el empeño y la responsabilidad de todos. Promovamos, por tanto, estos espacios, vinculando muchas personas y procurando que sean ocasión para que todos demos signos de paz. Como cristianos, que conocemos la bienaventuranza de la paz, tenemos obligación grave de trabajar para que cese esta desastrosa confrontación en que vivimos.

 1.      Vigilia de Oración. Como ya ha sido anunciado, el próximo 4 de octubre en todas las parroquias, a las 7.00 p.m. tendremos un espacio para suplicar a Dios el don tan necesario de la paz. Será también la ocasión, en este viernes penitencial y primer viernes del mes, para invitar y ofrecer la ocasión de celebrar el sacramento de la reconciliación. De esta manera, acogemos lo que nos ha pedido el Papa Francisco y, con el ejemplo y la protección de San Francisco de Asís cuya fiesta se celebra ese día, nos comprometemos a ser instrumentos de paz.

2.      Jornada de reconciliación. Se ha venido haciendo en las parroquias de la Arquidiócesis una peregrinación con las reliquias de Santa Laura Montoya, en la que hemos tenido como primer objetivo pedir a Dios y aprender a vivir la reconciliación. La peregrinación ha tenido gran acogida y ha venido dando numerosos frutos. Concluirá en nuestra Catedral el 21 de octubre, con la Eucaristía al medio día. En esa fecha celebramos por primera vez la fiesta de Santa Laura. Se invita a todas las parroquias a hacer eco a esta Jornada llamando a la reconciliación y enviando una delegación a la celebración en la Catedral.

3.      Reflexión permanente sobre la paz. Para no acostumbrarnos al conflicto, para aprender a perdonar, para trabajar por la fraternidad y la justicia como nos pide el Evangelio, es necesario afrontar seria y continuamente el tema de la paz hasta hacernos capaces y responsables de las exigencias que ella implica para instaurarla en una sociedad. Se propone, entonces, que promovamos en las familias, en los grupos y en las pequeñas comunidades de las parroquias una reflexión continua y un diálogo permanente sobre la paz.

4.      Cátedra de la Paz. Se trata de crear un espacio de análisis, de diálogo y de formación para la paz en las escuelas y colegios. No debe ser algo solamente teórico, sino una ocasión para enseñar y llevar a niños y jóvenes a que asuman los principios y las prácticas que hacen posible y duradera la paz entre nosotros. Es el momento para enseñar los valores esenciales de la paz: la verdad, la libertad, la justicia y el amor. Es, por lo mismo, una oportunidad para sanar heridas y desmontar rencores que ya tienen las nuevas generaciones; para superar los conflictos y acosos que se van dando al interior de la misma escuela.

5.      Encuentros por la paz. En los próximos días, tendremos en la Arquidiócesis varios encuentros de líderes, de jóvenes, de familias. También estos espacios los debemos aprovechar, respetando sus características y sus objetivos, para enseñar la paz, para motivar a la reconciliación, para invitar a trabajar por la equidad y la solidaridad. De otra parte, echemos mano de todas las oportunidades que tengamos en los medios de comunicación social para invitar a un compromiso con la paz y para llamar a la construcción de comunidades reconciliadas.

Espero que se empeñen en impulsar y asesorar estas iniciativas la Pastoral Social, la Escuela de Ciencias Sociales de la UPB, las Vicarías de Zona y los Arciprestazgos. Decidámonos todos a elegir la paz.  

DIRECTORIO ARQUIDIOCESANO

Haga su búsqueda: