MISIÓN AL AIRE

¿CÓMO VA LA PREPARACIÓN PARA LA VISITA DEL PAPA?

08 | 08 | 2017

Desde la celebración de Pentecostés, hemos creado un ambiente especial y hemos comenzado a realizar una serie de actividades que nos ayuden a aprovechar bien la próxima Visita del Papa Francisco a nuestro país y más concretamente a nuestra Arquidiócesis. Hemos dicho que no podemos dejar que la Visita del Santo Padre sea un acontecimiento transitorio sin consecuencias importantes para nuestra vida. No podemos permitir tampoco que la Visita se vuelva solamente un acontecimiento de tipo social, cultural, económico, político o folclórico.

Debemos revisar, por tanto, si estamos logrando los objetivos concretos que nos hemos trazado: Renovar y reforzar nuestra fe en Cristo, potenciando los procesos de discipulado que tenemos en marcha; empeñarnos en construir comunidad tanto en el ámbito social como en el eclesial, a fin de proteger la familia, favorecer la reconciliación y estrechar lazos de solidaridad y fraternidad en todos los niveles; contribuir a transformar nuestra sociedad para que no tenga más las plagas de la mentira, la injusticia social, la corrupción y la violencia.

Miremos, de un modo concreto, si estamos empleando adecuadamente los medios que nos hemos propuesto y, por consiguiente, podemos esperar buenos resultados:

1. ¿Estamos orando e invitando a la oración para alcanzar de Dios los mejores frutos de este gran momento eclesial?

2. ¿Estamos dirigiendo la adoración del Santísimo los jueves y estamos realizando las vigilias de oración programadas, según las intenciones de la Visita del Papa?

3. ¿Estamos empleando los videos que se han elaborado con relación a la Visita para motivar a la comunidad antes de la Eucaristía dominical?

4. ¿Estamos difundiendo las orientaciones e informaciones que se han dado a través de los medios de comunicación, particularmente de los medios de la Arquidiócesis?

5. ¿Estamos aprovechando las celebraciones y los encuentros pastorales ya establecidos para preparar la comunidad a recibir el mensaje del Sucesor de Pedro?

6. ¿Estamos acompañando a las instituciones educativas en este camino espiritual y pastoral que debemos hacer antes de esta Visita Apostólica?

7. ¿Estamos disponiendo todo para que el encuentro con el Santo Padre deje en las parroquias nuevas comunidades eclesiales y nuevos grupos apostólicos?

8. ¿Estamos realizando las visitas a las casas para llevar un anuncio de la vida cristiana y ofrecer la programación pastoral de la Parroquia?

9. ¿Estamos promoviendo diversas iniciativas para motivar a los jóvenes en su vida cristiana y para atraer a algunos que están alejados?

10. ¿Estamos poniendo la mayor atención en la realización de los encuentros catequéticos con los temas propuestos por el Comité Nacional para la Visita?

11. ¿Estamos realizando bien la peregrinación con la imagen de Nuestra Señora de la Candelaria por las parroquias, como un especial momento de animación espiritual?

12. ¿Estamos comprometidos cada uno de nosotros, a nivel personal, en hacer de esta Visita un momento de gracia de acuerdo con nuestras necesidades personales? 

Yo he visto en general gran entusiasmo y espero que todos podamos responder afirmativamente a estos doce interrogantes. Sin embargo, pensemos que de ahora en adelante debemos impulsar aún más las cosas, pues tenemos que lograr que la Visita del Papa nos sirva para fomentar el sentido de pertenencia y compromiso con la vida de la Iglesia; para revitalizar las parroquias; para atacar los males que afectan a las familias y a la juventud; para promover actitudes de reconciliación en una sociedad polarizada e indiferente frente a la grave situación que vivimos; para acercarnos todos más a Dios, que es la fuente de la vida y de la alegría verdaderas.

DIRECTORIO ARQUIDIOCESANO

Haga su búsqueda: