MISIÓN AL AIRE

UN AÑO MÁS MARCHANDO AL LADO DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

02 | 07 | 2019


Un año más se vivió en Medellín con intenso fervor la Marcha de la Fe y el Amor, que convoca a los católicos de la ciudad a honrar públicamente al Sagrado Corazón de Jesús, con una solemne procesión por las calles más emblemáticas del centro histórico de la ciudad. 
Este año, en su versión número 133, la procesión en honor al Sagrado Corazón, hoy llamada Marcha de la Fe y del Amor, tuvo por lema la frase que san Pablo escribiera a los corintios animándolos a extender el mandato de la caridad del Señor: "El amor de Cristo nos apremia".   De este modo, según lo resaltó el señor Arzobispo al inicio de la marcha y en la homilía de la misa, la devoción al Sagrado Corazón no debe ser meramente un acto externo de piedad; sino que debe llevarnos a tener los mismos sentimientos de ese corazón, cuya corona es el amor. 

Con aclamaciones, cánticos, oraciones y jaculatorias, los fieles asistentes a la procesión aclamaron a Cristo como Rey, proclamaron al fe y el amor a su Corazón, y portando banderas, cuadros, estandartes e imágenes del Sagrado Corazón, caminaron en un ambiente de alegría, fraternidad y fe hacia el Parque de Bolívar, encabezados por los alumnos de los Seminarios, representantes de las fuerzas civiles y militares, y llevando en la numerosa marcha las imágenes de Santa Margarita María de Alacoque, la religiosa a quien Jesús le reveló su Corazón y las doce promesas;  de la Santísima Virgen María, y por supuesto, la antigua y venerada imagen de Cristo mostrando su Corazón. 

La multitudinaria marcha, ya tradicional en Medellín, inició en el Parque de Boston y culminó con una solemne misa pontifical en la Catedral Metropolitana.

DIRECTORIO ARQUIDIOCESANO

Haga su búsqueda: