fbpx

Tribunal Eclesiástico

Pasos para iniciar un posible proceso de Nulidad Matrimonial

  1. El proceso de nulidad matrimonial comienza con una asesoría orientada por un sacerdote para identificar si hay posibles causales para iniciar dicho proceso (en todos los casos siempre se respeta el derecho de adelantar el proceso, aunque no se garantice el éxito del mismo con la declaración de nulidad).
  2. Es requisito para iniciar el proceso hacer el escrito de demanda, como se indica en la cartilla que entrega el sacerdote asesor en la primera cita (es posible que se pida una segunda cita con otro asesor si no aparecen claras las causales en la primera asesoría).
  3. No se requiere la ayuda de abogados especializados en Derecho Canónico, sin embargo, si se desea el acompañamiento de un abogado, solo están autorizados aquellos que estén adscritos al Tribunal Arquidiocesano.
  4. Se puede hacer representar por otra persona, en este caso tiene el nombre de procurador. Quien hace las veces de procurador no puede ser testigo del proceso. 
  5. La duración del proceso puede oscilar entre dieciocho (18) y veinticuatro (24) meses.
  6. Será importante la participación de ambos cónyuges (se llaman partes: actor y convento o demandante y demandado), ya que ello le dará más garantías al posible proceso de nulidad, que no es demanda de la persona, sino del vínculo contraído. 
  7. Será indispensable la presentación de al menos (4) cuatro  testigos que hayan conocido desde el noviazgo y de la convivencia matrimonial (quedan excluidos los hijos de ambos para este testimonio).
  8. Cada persona interesada en realizar este proceso dará un aporte solidario en contraprestación al servicio de acompañamiento que le brindará el Tribunal Arquidiocesano de Medellín, este aporte será determinado en cada caso con el Vicario Judicial.
  9. En todos los casos, si se declara a favor de la nulidad, los hijos conservan su carácter de legítimos.

Para ampliar esta información, puede comunicarse al teléfono: (604) 320 8300 ext. 7604